Llegáis a vuestro destino, dejáis las maletas, ya casi podéis sentir el aroma del mar entrando por la ventana ¡al fin las vacaciones familiares que tanto esperasteis! Vuestros niños os piden emocionados ir a la playa, así que preparáis el bolso con toallas, gorros, y gafas ¡un momento! Este año les habíais prometido a los pequeños que les enseñaríais a hacer una de las actividades acuáticas más lindas: snorkel.  Enseñar a los niños Snorkel puede ser todo un reto así que aquí os dejamos algunos tips.

Para que no os tome desprevenido esta situación, hemos preparado estos consejillos para que tanto vosotros como los niños disfrutéis sin agobios de los paisajes bajo el agua. 

Primero lo primero, aseguraos que tenéis el equipo apropiado de snorkel: máscara o gafas de snorkel, tubo y, es recomendable, aletas. No es necesario comprar algo demasiado profesional, pero sí es importante que os quede cómodo y no os genere molestias ¡vais a estar mucho tiempo bajo el agua! 

Para iniciaros, lo ideal es que comencéis las clases de snorkel en la bañera de vuestro hogar ¿por qué no sumar un nuevo juego al momento del baño? Aquí podréis enseñarle a vuestro niño, con calma y en un ambiente conocido. Mostradle cómo se coloca la máscara y dejad que lo haga solo, mirad bien que los bordes estén pegados al rostro de su niño, y que no quede ningún cabello dentro de las gafas. Tened paciencia hasta que vuestro pequeño se sienta cómodo con la máscara para, ahora sí, sumar el tubo. 

Podéis aprovechar para enseñarle cómo vaciar de agua las gafas, dejando que drenen levantando un poco el borde inferior. Lo mismo con el tubo, que lo puede sacar de su boca para que se vacíe. 

¡Venga ahora vamos por el tubo! Tenéis que colocarlo de forma correcta ¿no? Pasándolo a través del bucle de la máscara o entre las gafas y el rostro. Y ya, el resto será jugar a respirar solo por la boca. 

Luego de esta sesión de clases personalizadas de bañera, estáis listos para el mar. Al llegar a la orilla, buscad un sitio tranquilo y con poca profundidad. Encontraréis que hay muchos peces, rocas y naturaleza para ver cerca de la costa. Aquí, vuestro hijo sentirá la diferencia de flotabilidad, el agua salada es mucho mejor y ni hablar si tenéis aletas. Además que el niño pueda pisar el suelo bajo el agua le dará la seguridad de que en cualquier momento puede poner su cabeza fuera del agua sin problemas.  

Ya estáis listos para divertirse ¡Ah, pero no podéis dejar de registrar estos momentos con fotos bajo el agua! ¿cómo? No os preocupéis por conseguir cámaras especiales, con Vacway waterproof, la funda impermeable que hace vuestro smartphone resistente al agua. Y no solo eso, también mantiene vuestro móvil ¡100% funcional! El accesorio que si o si tenéis que sumar a vuestro equipo de snorkel para capturar esos momentos en familia para el recuerdo.